Sesgo #42 SINGULARIDAD

Este sesgo es interesante y divertido. El sesgo de Singularidad, pensamos que estamos por encima de la media en muchos aspectos, cualidades y rasgos (¡algo que es estadísticamente imposible!).

Hemos hablado ya del sesgo arrastre, ese sesgo que define que nos comportamos siempre siguiendo al grupo, ¿si? ¿cuando leíste el sesgo efecto arrastre qué pensaste? Pues seguramente, que tu no estabas influenciado por ese sesgo ya que tu tenías criterio propio y que no tomabas tus decisiones en base a ello. Pues así la mayoría.

También sucede cuando pensamos que somos más profesionales que los demás, más buenas parejas que los demás, somos mejores hermanos que los demás, que nuestros niveles de sinceridad, pensamiento crítico, de honestidad, inteligencia, bondad, profesionalidad, de conocimiento de la verdad y demás, por supuesto también están encima de la media. Y todos no cabemos allí. 

¿Sabías que más del 70% de las personas se consideran que están por encima de la media intelectual? ¿Sabías que el 93% de la población piensa que es mejor conductor que los demás? Estarás conmigo que es algo loco y a la vez muy interesante de estudio.

¿Y si no? ¿Porque no sabemos delegar? Porqué pensamos que nadie lo hará como yo. Claro.

¿Porqué un emprendedor no comparte su proyecto? Porqué tiene miedo que le roben su buenísima idea, única y exclusiva, también.

Cómo poner este sesgo a tu favor

Cuando mantengas una conversación con el otro, si quieres seducirle, hazle sentir único y especial

Recuerda uno de los cambios más necesarios que necesitas hacer si quieres dominar el arte de la influencia y seducción es que dejes de hablar de ti, para hablarle al otro, de cómo se va a sentir, que emociones positivas va a experimentar si te compra tu idea, tu producto o servicio. ¡Somos egocéntricos! 

Pues es en este momento también que puedes apelar a la singularidad y adaptar tu mensaje para que el sienta que es único y exclusivo para él. Cuanto más personalizado esté el mensaje más fácil te será que compre la idea.

También puedes adaptar esta singularidad al entorno, es decir, cómo tu cliente (y su empresa), tu cliente (y su familia), tu cliente (y sus amigos), qe tu sabes ya que se sienten únicos y especiales,  se van a sentir si compran tu idea.

Mantente alerta

Cuando no te sientas único y especial, ten en cuenta que puede ser cosa tuya, no permitas que ello desencadene a algunos pensamientos o comportamientos negativos que no colaboren a mejorar la situación.

Asume también que todos formamos parte de la multitud y hazlo consciente, porque al pensar que eres único y singular, no te darás cuenta que muchas veces eres arrastrado por el sesgo Efecto Arrastre.

Atrévete. Mantente Hyper.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *