Sesgo 3#EFECTO ARRASTRE

Este sesgo habla de esta programación que llevamos de serie que hace que nos comportemos y tomemos decisiones siguiendo al grupo. Es decir, cómo más personas se comporten igual, menos tenderé a cuestionarme si es o no correcto, y seguiré sus mismas acciones.

Recuerda que los sesgos nos aportan un ahorro de energía mental y tomamos decisiones en cuestión de segundos en base a ellos. Y mediante este sesgo, creemos en algo porque ya hay muchas otras personas que lo hacen.

Veamos algunos ejemplos, vas por una ciudad desconocida y estás pensando en comer algo, hay un restaurante con la terraza llena y otro vacío, ¿cual es tu decisión en ese preciso momento? Ahí tienes la respuesta. Las modas son otro claro ejemplo, así como los retos que corren por las redes o dar por buena una noticia (que puede ser fake) porque ya muchas amistades la han compartido, también lo es ver el número de valoraciones en un momento de compra, cuantas personas han visto la última serie que estás dudando si comprar en Netflix o cuantos seguidores tiene una marca o persona en las redes para decidir si la sigues o no. Entre otros.

La prueba social, otro sesgo que nos hace decidir por la compra de una idea o producto porque ya muchas personas han confiado en él, nos da seguridad y evita tender al riesgo de equivocarnos, que nunca nos hace sentir bien por lo que queremos tomar buenas decisiones.

Así que el efecto arrastre tiene un enorme impacto e influencia en un momento de compra de una idea, de un producto o de un servicio.

¿Cómo ponerlo a tu favor?

Tanto si quieres vender una idea o un producto, demuestra cuantas personas ya han confiado en ella, ¿te suena el 9 de cada 10…? Refuerza el mediante el mensaje el porqué tanta gente apuesta por tu solución o tu idea, pide a tus clientes que te hagan reseñas de tus productos para poder demostrar cuantas personas ya confían en ti.

Recuerda además el efecto halo, si tienes personas ya influyentes o marcas potentes que lo puedas relacionar con tu producto o tu idea, reforzará más tu mensaje.

No hay nada mejor como herramienta de venta, si por ejemplo vas a vender un producto a un Ayuntamiento, decirle al que te va a comprar, que todos los Ayuntamientos de la zona ya te han comprado. Efecto arrastre, él no quiere ni ser el último ni equivocarse en la decisión.

Mantente despierto

Muchísimas de tus decisiones están influenciadas por el efecto arrastre. Ahora que ya eres consciente de él te invito a que te mantengas despierto porque no siempre te llevará a tomar las decisiones más adecuadas para ti.

Ahora me viene a la mente esa frase que tantas veces hemos escuchado, ¿Y si Antonio se pinta el pelo rojo, tu también lo harás? Pues eso.

O cuando voy a visitar una nueva ciudad que soy de las que prefiero vivirlas, ver sus gentes, sus calles, y curiosear la ciudad y los lugares peculiares de la misma que ir a un museo de algo que no me gusta. ¿Debo sentirme mal por ello? ¿Tengo que ir si o si aunque no me guste? ¿Cómo me sentiré cuando me pregunten si he ido y diga que no porque no me gustan los museos? 

Antes de comprar una idea por que si, antes de comprar un producto por que si, antes de comprar un servicio porque si, bueno porque si no, tan sólo porque todo el mundo lo hace, hazte algunas de estas preguntas:

¿La decisión está influenciada porque otros ya lo han hecho? ¿Si este grupo opinará todo lo contrario, seguirías siguiéndole con la idea? ¿La opinión del otro cuenta tanto y es de tanta confianza para que yo la compre? ¿cómo me voy a sentir si voy en contra del grupo y defiendo mi idea, aunque sea contraria?

Y ya con la respuesta, decide

Mantente Hyper. Atrévete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *