Sesgo #33 FAVORITISMO DE GRUPO

El sesgo favoritismo de grupo es aquél por el cual tendemos a favorecer, a empatizar más, a estar más receptivos y abiertos a la conexión, a valorar más a aquellos que consideramos de nuestro grupo.

Conocemos a alguien con nuestro mismo hobby, o con intereses comunes similares, y sin cuestionarnos nada, automáticamente nos consideramos más cercanos a ellos.

Lo mismo pasa cuando el grupo es opuesto, tendemos automáticamente a alejarnos, a emitir todo tipo de juicios y también a alejarnos de ellos.

Ya te habrás percatado que los sesgos no van por libre, hay una relación entre ellos y a raíz del favoritismo de grupo también se mezclan el efecto halo, no me tomaré igual lo que me diga alguien de mi grupo a lo que me diga alguien opuesto a el, el efecto arrastre, me dejaré llevar más fácilmente sin cuestionarme las acciones, y el sesgo de enamoramiento, entre otros.

¿Cómo ponerlo a tu favor?

Cuando te quieres comunicar con alguien y establecer desde un inicio más feeling, más conexión, observa qué le gusta, de qué forma parte, que valores tiene, qué propósito, sus ideales, sus hobbies, y busca aquello que os conecte y os una, quizás es la pasión por un tema, o unos ideales similares.

En ese mismo momento, también ten en cuenta que estar en un grupo opuesto puede afectar a la relación, por lo que cuando trates de influenciar no toques aquellos temas que os distancien.

Si lo que estás haciendo es vender un producto o servicio o quieres vender un proyecto como emprendedor, a la hora de presentarlo a tu audiencia, busca también la forma de hacer grupo, comunidad, los puntos que os unen y vincúlalos a tu mensaje.

¡Ojo! Que la comunicación debe ser auténtica y sana, así que no inventes, no seas falso, esto sería manipular. Busca todos los datos que os unen, pero por favor, que sean verdad.

Estate atento

Al igual que tu lo puedes utilizar para mejorar tu influencia y seducir al otro, ten en cuenta que el otro puede hacer lo mismo y no siempre con la mejor de las intenciones.

Por otro lado, decide indagar, curiosear, empatizar con todas las personas, independientemente del grupo porque te puedes sorprender, y la conexión con los demás siempre es un regalo.  

Muchísimas veces nos cerramos en banda en la comunicación porque no considero de mi grupo a la persona que me está hablando, deja el sesgo de lado y utiliza el pensamiento crítico. Analiza y después decide más conscientemente si compras la idea o no, y él porque.

En empresa me encuentro muchísimas veces que las personas dicen no por inercia, según quién dé una idea o una orden, esto nos aleja y nos resta como equipo.

¿Y qué pasa cuando piensas en la gente que está en el grupo opuesto de tu religión, de tu partido político o de los ideales que abanderas? Piénsalo, ¿y te conecta o te aleja de los demás? 

Así que estate atento. Mantente vivo. Mantente Hyper

¡Atrévete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *