Sesgo #27 EFECTO HALO

¿Qué es el Efecto Halo?

El Efecto Halo es un sesgo cognitivo, es decir un atajo  que utiliza tu mente para procesar la información de una manera ágil y poder tomar una decisión con rapidez, y no siempre es la más conveniente.

El Efecto Halo se produce cuando vemos una cualidad positiva a una persona, marca u objeto, y esa impresión se hace extensible a demás áreas de la persona o marca. Es decir, un sólo rasgo puede definir la totalidad de la persona o de la marca.  ¡Ojo! Porque también funciona cuando el rasgo es negativo. 

Imagínate que emites un juicio inicial muy positivo en alguien a partir de su imagen, pues tu mente sin darse cuenta ya le estará atribuyendo que aquella persona más atributos y cualidades sin contrastar que aquella información es cierta.

Te puede pasar que ves una camisa en una portada de revista, tu mente no ha procesado si le gusta o no, pero ve que aquella camisa es de una marca que te encanta y automáticamente tu mente ya estará viendo el objeto con otra mirada, mucho más positiva.

También pasa en lo negativo, por cercanía a otra persona, por ejemplo, te encuentras alguien por la calle que no te cae nada bien, y esta persona está paseando con otra, es posible que tu mente de nuevo le esté atribuyendo los mismos atributos que tu ya tienes creados. Y esa persona automáticamente también pasa a caerte mal.

Otro ejemplo, si hay un elemento de personalidad o físico de la gente que no te gusta, cada vez que veas a alguien con aquél elemento, de mente de nuevo le asociará a aquella persona otros rasgos negativos, ni tan siquiera sin contrastarlo. 

¿Cómo utilizarlo a tu favor?

Si conoces y entiendes el concepto puedes utilizarlo a tu favor, es una perfecta herramienta de márqueting personal y como todo, sé cool y muy auténtico, utilízalo con tu magia y no descaradamente, pues puede ser contraproducente.

  • Curiosea acerca de tu audiencia (cliente, entrevistador, empresa, cita, jurado) e indaga sobre cuales son sus gustos, las cualidades de su marca y qué atributos interesantes valora.
  • Asocia tu marca personal a otras personas a otras marcas que le den la reputación que buscas con la tuya y haz que bailen al mismo son.
  • Cuida tu imagen, haz que sea atractiva, irresistiblemente bella y sexy. Así como todos los elementos más físicos si eres una marca y vendes productos y/o servicios (cuida la oficina, la web, el catálogo de venta, etc).
  • Crea una imagen de marca potente y sobretodo muy auténtica.
  • Cuida tu postura, tu lenguaje no verbal y si quieres seducir… ¡sonríe! Esto si, tiene que ser auténtico, la intuición siempre detecta una sonrisa falsa.
  • Si tienes una cualidad o un rasgo que destaca muy por encima de todo, utilízalo a tu favor. Y si eres marca y tienes un producto estrella, ya sabes que este valor también lo transferirán al resto de tu marca, así que,  ¡enhorabuena!

Ten en cuenta también

Que según lo que proyectes y transmitas con tu imagen, te van a juzgar, a encasillar, a aceptar o a huir muy rápidamente. Así que te invito a que tomes consciencia de ello y no seas tu quien generalices cuando de nuevas personas o marcas se acerquen a ti. 

Atrévete a profundizar, a mirar con una mirada sana, libre de juicios y curiosa. Cuando conozcas a una persona o a una marca y te flipe o la detestes, pregúntate si sería lo mismo sin aquél rasgo que te ha hecho ya tomar esta decisión.

Es muy hype evitar también que te influyan las opiniones de los demás y atreverte a conocer e indagar, y después opinar por ti mismo, que ya eres mayorcito. 

¡Cuántas oportunidades se habrán perdido por este sesgo! SOS #MásYMejoresOportunidades.

Atrévete. Mantente Hyper

¡Compártelo con aquél alguiena quien hoy te apetezca hacerle un regalazo!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *