Sesgo #18 REALISMO INGENUO

¿Qué es el Sesgo de Realismo Ingenuo?

Seguimos con los sesgos y hoy te voy a presentar el sesgo de Realismo Ingenuo. Este sesgo viene a decir que creemos que observamos la realidad de una manera objetiva, que somos poseedores de la verdad y que todos los demás son los que están equivocados, son irracionales o están desinformados. Mediante este sesgo damos nuestra perspectiva subjetiva como verdad universal.

Se trata de un sesgo un tanto egocéntrico y si no tomamos consciencia, seguiremos con una mente cerrada, inflexible y que no ve otras perspectivas, que quizás, con un tanto de pensamiento crítico, nos encajarían más. Como humanos queremos simplificar nuestro día a día, y este atajo nos ayuda a que así sea.

Es un tanto peligroso, porque muchísimas veces damos por buena información sin analizarla, la damos por buena directamente como consecuencia de otros segos (sesgo de afinidad, según quien me da una información ya la doy por buena, sesgo de la autoridad, le doy más credibilidad a una persona, marca o medio según la autoridad percibida, sesgo de prueba social y efecto arrastre, si muchas personas comparten lo mismo por redes ya lo doy por válido, etc.).

Además, piensa en otro sesgo , el de punto ciego, y es que somos la hostia, porque cada uno de nosotros nos vemos menos susceptibles a los sesgos, y nos es más fácil ver y creer que los demás tienen más errores psicológicos que nosotros. Claro. Súmale el sesgo de singularidad donde cada uno de nosotros nos creemos diferentes… Menudo lío. 

 

Utilízalo para crecer

  • Toma consciencia que no tienes la verdad absoluta, se humilde y ábrete a la experiencia de nuevas perspectivas, al menos date la oportunidad de analizar otras verdades, las hay.
  • Adopta una actitud de aprendiz, curiosa, una actitud crítica para analizar la información que te llega del exterior.
  • Atrévete a romper con el status quo. De verdad, no pasa absolutamente nada.
  • Permítete el derecho de reconsiderar tus opiniones, cambiar de postura y mantente flexible. A veces, llegamos a defender lo indefendible, por no aceptar que nos hemos equivocado.
  • Se humilde para aceptar que puedes estar equivocado, y no es perder, es adoptar inteligentemente y con esta actitud crítica de la que hablábamos, una nueva idea. De nuevo, otro sesgo, el de aversión a la pérdida, tenemos la idea que si cambiamos de opinión estamos perdiendo. Ojito. 
  • Rompe con el sesgo de confirmación, el que te hace buscar información que confirma tu pensamiento y atrévete a analizar posturas contrarias. Curiosea ante personas y medios que tengan una postura contraria a la tuya.

Utilízalo para mejorar tu comunicación

 

Y ya tienes muchos sesgos para analizar y ver cómo funciona nuestro pensamiento. Para tener esta apertura mental hay que entrenarla, si vamos en automático se vuelve tarea complicada.

Muchísimas veces estamos en esta resistencia con los demás, tenemos conflictos por disparidad de verdades, y soltar esta necesidad de tener la verdad y entrenar una mente más ágil y flexible, sin duda nos aportará más y mejor bienestar. Y por supuesto, una evolución de nuestro ser.

Cuando nos abrimos a una nueva perspectiva, y deja de ser un no, por deporte nacional, el otro también lo percibe y no se pone en pie de guerra, y seguro, nos es más fácil llegar a un entendimiento y mejorar nuestra relación.

Ahora dime, ¿cuántas veces le has dicho a el otro, que está equivocado? ¿cuántas veces dices que no a el otro sin tan siquiera procesar lo que te está diciendo, simplemente porque es una idea diferente a la tuya? Después de leer el artículo, ¿lo sabes del cierto que tienes la razón?

Porque si todos somos realistas ingenuos, entonces, ¿quién está equivocado? Reflexiónalo.

Atrévete. Mantente Hyper.

Si quieres tener de qué hablar, ¡compártelo!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *