Sesgo #12 STATUS QUO

El sesgo Status Quo nos muestra la preferencia que las situaciones sigan igual y no cambien, incluso ante nuevas situaciones que nos son desconocidas pero puedan ser más beneficiosas.

Este sesgo también va unido a la aversión a la pérdida y el cero riesgo, ya que a la mente no le gusta perder y ante lo desconocido existe un riesgo que queremos evitar. El temor a una pérdida nos hace mantenernos alerta y preferimos preservar el orden (¡a nivel inconsciente nos vamos a la superviciencia¡).

Y es que en nuestra cultura lo apoyamos con un refrán muy conocido y que seguramente hayas escuchado mil veces más vale malo conocido que bueno por conocer.

Ante una toma de decisiones consideramos el riesgo que puede suponer un cambio y nos enfocamos más en el que en lo que podríamos ganar con la nueva (y desconocida) situación.

También nos apoyamos en el esfuerzo que ya hemos invertido en muchos de los casos, y si este ha sido considerable, también preferimos seguir apostando por él antes que cambiar. 

Cómo utilizarlo a tu favor

Cuando estés vendiendo una idea, un proyecto o un servicio, ten en cuenta que el receptor del mensaje va a preferir situaciones conocidas ante situaciones que no le sean familiares. Así que vincula tu idea con lo que ya le sea familiar a el otro para que no suponga un riesgo para él.

Puedes darle también razones para que pruebe esta nueva idea o servicio pero minimizarle el riesgo de que se arrepiente por ello, ¿qué garantías le puedes ofrecer para minimizar el impacto en caso de que la nueva situación no sea de su agrado?

 

¡Mantente despierto!

Siendo consciente de todo lo comentado anteriormente, ten en cuenta que a la hora de tomar rápidas decisiones tu mente elegirá lo conocido. Analiza los pros y los contras, no dejes que la mente elija por si sola porque elegirá el status quo, y pon especial atención a los pros para valorar lo que puedes ganar, añádele también una dosis de optimismo y valentía para ello.

En la disrupción, en el caos, en lo nuevo, se encuentra también lo divertido, ¿y si nos tomamos un poco menos en serio y nos atrevemos a probar? ¿Y si dejamos el piloto automático -el vivir por inercia- y nos atrevemos a innovar en nuestras vidas? ¿Y si nos dejamos de resistirnos al cambio? 

La naturaleza es evolución, y evolución es cambio, si no, tu no serías quien eres ahora, el ser humano es evolución, nuestra esencia es incertidumbre y evolución, pero sin embargo seguimos prefiriendo el status quo. 

¿Lo empezamos a cuestionar?

Mantente vivo. Mantente Hyper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *